5 sept. 2017

Voy al campo abandonare la ciudad



El sr Trump es como la peste y le da igual el calentamiento global, nosotros decidimos, paz (Mataveneros) o guerra (Guantanamo):
Somos conscientes de nuestra naturaleza salvaje, de nuestro deseo mortal de volar. Huimos del asfalto, las mentiras, las luces de neón, nos enerva la ignorancia. Y también aquellos que se lucran de la misma. Somos uno y nada, nuestro objetivo es la felicidad natural y no edulcorada. No comemos mas que lo que nos da la tierra y el ganado. Preferimos eso a explotar a quienes nos sirven de alimento. Respiramos aire no metemos la boca en el tubo de escape y sobre todo no tememos el conocimiento, no nos hace inferiores.
Dejando de lado lo que somos o no, pienso que el Humanismo debe brotar de nuevo y “No dejar de ser ajeno al problema humano”, por eso os invito a todos a dejar la ciudad.
Daniel M.C